La personación tardía en el procedimiento penal

La personación tardía en el procedimiento penal
2 and 5
Portada » Blog » Fase de investigación o instrucción » La personación tardía en el procedimiento penal

 

La personación tardía

En ocasiones se deniegan personaciones como acusación particular por extemporáneas, y con ello, a veces se vulnera el derecho fundamental a un proceso con todas las garantías que proclama el artículo 24.2 CE, y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Hoy desde VITIUM Madrid, ahondamos en este hecho.

Jurisprudencia

 Y es que respecto de la interpretación jurisprudencial de la personación prevista en el artículo 110 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal queremos acogernos a la jurisprudencia marcada por el la sentencia del T.S. 459/2005 de 12 de abril EDJ 2005/62564 , que establece “… la interpretación de los mencionados requisitos, en este caso los consignados en el artículo 110 LECrim, ha de efectuarse por el órgano judicial en la forma que sea más favorable a la efectividad del derecho consagrado en el artículo 24.1 CE (SSTC 1 citada por el Ministerio Fiscal).

Por otra parte, la STS 846/00 , fundamento jurídico octavo en relación al alcance del artículo 110 LECrim, que permite a los perjudicados por un delito o falta mostrarse parte en el proceso penal correspondiente si lo hicieren antes del trámite de calificación del delito, es decir, antes de los escritos de calificación provisional en los procesos por delitos o escritos de acusación cuando se trata del procedimiento abreviado (artículos 649 y siguientes y 790 LECrim expone que la finalidad de esta perentoriedad es que la reclamación de los perjudicados «tenga lugar antes de que las defensas hayan realizado sus contestaciones a las pretensiones condenatorias de quienes ejercitan sus acciones en el proceso, esto es, antes de que haya comenzado el trámite de calificación provisional de las defensas», luego si conocen las pretensiones acusadoras antes de calificar provisionalmente la causa no puede entenderse que exista indefensión.”

Retroceso en el procedimiento

Por su parte, la ST. 1281/2004 de 10 de noviembre establece “Es decir, si, como aquí ocurrió, el perjudicado se persona después de la calificación del Ministerio Fiscal, ha de entenderse bien hecha tal personación cuando se hace antes de que el órgano judicial hubiera acordado algo que constituya ya un avance en el procedimiento de modo que tenerlo por parte llevara consigo la necesidad de volver atrás en el procedimiento.

Este retroceso es lo que prohíbe esta norma procesal. Cuando tal personación se hace en ese período intermedio entre la calificación del Ministerio Fiscal y la resolución impulsando el procedimiento hacia delante, que es lo sucedido en el caso presente, hay que estimar bien tramitadas las actuaciones.

Actualmente el derecho a la tutela judicial efectiva y la necesaria protección de los intereses de la víctima en el ejercicio de las facultades que la Ley le concede han de orientar la interpretación de este art. 110 LECrim en los términos que hemos indicado”.

Artículo 110 de la L.E.Crim

Y es que, el artículo 110 de la L.E.Crim permite a los perjudicados por un delito o falta mostrarse parte en el proceso penal correspondiente aunque condicionándolo a que lo hicieran “antes del trámite de calificación del delito“.

Este momento procesal preclusivo ha sido fijado por la jurisprudencia antes de los escritos de calificación provisional en los procesos por delitos (art. 649 y ss. LECrim) o de los escritos de acusación para el procedimiento abreviado (art. 790 LECr), esto es, antes de que haya comenzado el trámite de calificación provisional de las defensas, ya que después de éste momento procesal no será posible su ejercicio (STS de 22 de mayo de 2000 EDJ 2000/11381 ).

La razón de ser de ésta limitación temporal no es otra que la de evitar, como bien señala el Juez ” a quo” acusaciones imprevistas e inesperadas cuando las defensas hubieran ya articulado sus escritos de calificación.

En definitiva se trata de garantizar el derecho de defensa del acusado desde los límites del principio acusatorio.

Por lo demás, ésta personación, tratándose del perjudicado o del ofendido por el delito que se sustancie por los trámites del procedimiento abreviado, podrá hacerse en la forma prevista en el artículo 783 de la L.E.Cr. cuando ya estuvieran en tramitación las oportunas diligencias criminales, y por lo tanto sin necesidad de ejercitar querella alguna (STS de 25 de octubre de 1993).

Esperamos haya sido de su interés esta entrada de blog.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacta con nosotros