Portada ¬Ľ Delitos del c√≥digo penal ¬Ľ Tu Abogado Experto en Delitos contra la administracion de justicia ¬Ľ Tu Abogado Experto en Denuncias falsas

Nuestros Abogados expertos en derecho penal, aclaran hoy todo lo concerniente al delito de acusación y denuncia falsa.

Definiendo el delito de acusación y denuncias falsas

Recordemos que el c√≥digo penal, en su cap√≠tulo V, relativo a ‚Äúde la acusaci√≥n y denuncia falsas y de la simulaci√≥n de delitos‚ÄĚ, prev√© en su art√≠culo 456 lo siguiente:

“1. Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados:

Con la pena de multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito menos grave‚ÄĚ.

La acusación y denuncia falsa es, básicamente un delito contra el honor, es decir, una calumnia o injuria agravada por las especiales circunstancias en que se realiza. Aunque no cabe negar que el interés del Estado en el buen funcionamiento de la Administración de Justicia se haya tomado en consideración, éste, por sí solo, ni justificaría la punición ni la diferencia de las penas que se establecen con las de la calumnia y la injuria.

La razón de ser de esa mayor penalidad ha de verse en la mayor afectación del honor del ofendido por la posible apertura de un procedimiento penal, (materializado hasta la celebración de juicio en este caso), y en la prevención del riesgo que, en dichas circunstancias, corren sus demás derechos

Esta modalidad delictiva constituye un ataque a la Administración de Justicia por cuanto implica la utilización indebida de la actividad jurisdiccional, aunque al mismo tiempo represente un ataque contra el honor de la persona acusada o denunciada falsamente, pero sin olvidar que el bien jurídico que ocupa el primer plano de la protección penal es precisamente el buen funcionamiento de la Administración de Justicia (Tribunal Supremo S 23 Sep 1987)

Se tutela tambi√©n el honor de la persona a la que los hechos le son imputados habiendo lugar al concurso con el delito de injurias si el hecho denunciado se divulga despu√©s, tal y como aqu√≠ ocurri√≥ llevando la denuncia y orden de alejamiento por todo el √°mbito com√ļn de la pareja, tal y como hemos explicado antes.

Son elementos objetivos de la denuncia falsa:

  1. La imputación a persona determinada de la comisión de unos hechos que no se han cometido o no son atribuibles a aquella.
  2. Que tales hechos así falseados sean constitutivos, caso de ser cierta la imputación, de un delito o falta previstos en el CP.
  3. Que la imputación se haga en forma y con afirmación positiva, no de mera sospecha.
  4. Que se formalice dirigida a funcionario p√ļblico judicial o administrativo que por raz√≥n de su funci√≥n tenga el deber de actuar en averiguaci√≥n del hecho denunciado y proceder a la persecuci√≥n del inculpado para su enjuiciamiento y castigo.

Como elementos subjetivos de la acusación falsa:

  1. Que el que así acusa tenga conciencia de ser falsos los hechos imputados.
  2. Que, a pesar de ello, deliberada y maliciosamente, formalice esa denuncia.

No bastan acusaciones genéricas

El delito de acusación falsa, exige además la voluntad específica de imputar a una determinada y concreta persona un delito de los que dan lugar a procedimiento de oficio, consciente la autora de la imputación de la inocencia del acusado; deben ser pues acusaciones individualizadas y, como finalidad ulterior, se exige un propósito de causar un perjuicio a la Administración de Justicia, pretendiendo en beneficio propio, obtener una resolución injusta y perjudicial para el acusado.

Es un delito de mera actividad

La realizaci√≥n t√≠picamente significativa es el comportamiento del autor, esto es, la imputaci√≥n falsa de un hecho constitutivo de infracci√≥n penal, sin que la producci√≥n de ning√ļn resultado o de da√Īo material alguno represente un elemento de valoraci√≥n relevante para su injusto.

En todos los delitos de peligro se requiere que la conducta represente un riesgo grave para el bien jur√≠dico, esto es, que sea objetivamente peligrosa y encierre en s√≠ misma, la relevante posibilidad de da√Īar el objeto de protecci√≥n propuesto. Como se trata de peligro abstracto, el juicio de idoneidad no versar√° ya sobre el efecto amenazante que la acci√≥n peligrosa ha producido sobre el bien jur√≠dico sino sobre la amenaza misma y por tanto, sobre la peligrosidad que representa la acci√≥n ex ante, esto es, en el momento mismo de su realizaci√≥n.

Al emplear la Ley la palabra hechos, se está dando a entender el fundamental aspecto fáctico de la imputación pasando a segundo plano el de su valoración jurídica; de suerte que en relación con el sujeto activo es, inoperante el nomen iuris la correcta subsunción típica, cuya función queda reservada al Tribunal que conoce de la causa principal o primaria y que provoca el nuevo proceso. Lo esencial se concluye, es que se atribuya a persona determinada actos concretos y categóricos con conciencia de que constituyen materia delictiva.

El precepto abarca cualquier infracción penal (delitos y faltas).

El p√°rrafo 2¬ļ del art. 456 introduce un especial r√©gimen de procedibilidad marcado por dos condicionantes:

Es necesario que la causa incoada en virtud de la acusaci√≥n falsa haya finalizado por sentencia o auto firme, a√Īadi√©ndose auto de archivo, lo que permite entender cumplido este requisito con cualquier resoluci√≥n de archivo (como ser√≠a el rechazo de la denuncia en virtud del art. 269 LECrim).

Ser√° preciso adem√°s que exista denuncia del ofendido.


ūüĒĒ Resolvemos todas sus dudas. Contacte con nuestros expertos penalistas a trav√©s del tel√©fono 605 059 619 o v√≠a Whatsapp¬†


Las denuncias falsas por violencia de género

Las denuncias falsas de malos tratos existen. Eso es indudable. La duda está en si estamos hablando de un hecho anecdótico en el que 1 de cada 1000 mujeres incurren, o si estamos ante un hecho frecuente.

Sea cual sea la realidad, lo cierto es que no hay voluntad política por analizar esta cuestión. Y por ejemplo, no tenemos cifras objetivas sobre la materia.

Precisamente por la gravedad que supone que una persona sea atacada por su pareja o ex pareja, el tema merecería una investigación completa de cada una de las aristas del execrable problema. Conocer y castigar a cuantas personas mientan o exageren (probablemente por cuestiones de custodia de hijos o reproches sentimentales), al denunciar un supuesto maltrato, atacan frontalmente al resto de personas que denuncian desde la sinceridad.

Perseguir judicial y firmemente las denuncias falsas ayudará a que no se condene a inocentes, y a que sean más creíbles las denuncias.

No hay nadie a favor de la violencia de género, y por tanto se debería relajar el debate a fin de que cada persona pudiera poner el acento en cualquier arista del problema. Sólo al analizar todos ellos se podrá tener una visión de conjunto que nos lleve a detectar las mejores soluciones.

A día de hoy el derecho penal parece haberse bifurcado. Por un lado está el derecho penal tradicional para todo tipo de delitos, a excepción de los delitos de violencia de género en los cuales las reglas del juego cambian, cercenando los derechos de la persona denunciada, como si para castigar este delito sólo se pudiera hacer limitando las posibilidades de defensa de la persona denunciada.

Hombres víctimas de denuncias falsas de malos tratos: Falsa acusacion.

Que sepamos, no existen datos oficiales que permitan saber cuantos hombres son maltratados por sus parejas o ex parejas. Sean muchos o pocos (hemos le√≠do informes que apuntan a que de cada persona maltratada, el 33% son hombres lo cual no es desde√Īable), lo cierto es que hay un lema sagrado en nuestra opini√≥n: tolerancia cero con el maltrato. Y si es “cero”, es cero. Ni contra mujeres ni contra hombres.

Esperamos no herir ninguna sensibilidad con esta opinión, en tanto que hemos detectado una sobre sensibilización contra opiniones diferentes en esta materia. Es bueno estar muy sensibilizado con el problema de fondo que todos queremos erradicar, pero deberíamos estar más relajados y abiertos ante opiniones contrarias o que vengan a completar las nuestras.

Y si un hombre o una mujer es v√≠ctima de un delito de denuncia falsa por malos tratos… ¬Ņqu√© puede hacer?

Ante todo prevención. Esto significa:

1.- Detectar situaciones tóxicas y de enfrentamiento en la pareja que deban ser detenidas a tiempo y que no lleguen a escalar en intensidad y tiempo.

2.- En caso de que quiera protegerse en caso de una futura denuncia falsa es interesante que hable con un despacho especializado en penal. Ellos le podr√°n asesorar sobre cuestiones como la posibilidad de grabar las conversaciones telef√≥nicas que mantenga con su pareja o ex pareja, audios cuando coincidan en alg√ļn lugar, o incluso v√≠deo.

En el v√≠deo de m√°s abajo, tenemos la noticia de un caso en el que Diego Fern√°ndez, CEO de BUSCANDO.ABOGADO Penalista¬ģ, consigui√≥ en primer lugar la absoluci√≥n de su cliente y luego la condena de la parte contraria por acusaci√≥n y denuncia falsa, en parte, gracias a las grabaciones telef√≥nicas realizadas por el cliente en los momentos de la separaci√≥n.

3.- Si ha recibido una denuncia o querella por malos tratos y los hechos son mentira, busque inmediatamente un despacho de su ciudad que sea experto en derecho penal. Y desde ese momento entienda que va a ser un camino muy largo y duro. Especialmente si es usted un hombre.

Si tiene impuesta una orden de alejamiento inf√≥rmese muy bien de c√≥mo funciona puesto que en muchas ocasiones aun teniendo cuidado se puede usted ver en problemas. Por ejemplo en pueblos peque√Īos una orden de alejamiento de 500 metros es pr√°cticamente imposible de no incumplir por accidente. Inf√≥rmese de c√≥mo reaccionar en caso de que por casualidad se encuentren en un cine, restaurante, incluso si ha sido usted el primer en llegar al recinto, etc. En ocasiones es mas grave la condena por incumplimiento de medida, que el delito mismo por el que le impusieron aquella medida.

4.- En la instrucción o fase de investigación.

Su abogado le asesorar√°.

No obstante y en la medida que los procedimientos penales duran a√Īos es posible que durante este tiempo se produzcan intercambio de correos electr√≥nicos o conversaciones de tel√©fono o WhatsApp, que usted ha de saber como poder utilizarlas dentro del procedimiento judicial.

Las periciales son muy √ļtiles tambi√©n en este tipo de asuntos, por ejemplo las psicol√≥gicas o m√©dicas. As√≠ por ejemplo es muy √ļtil contradecir los informes que los servicios de asistencia a la v√≠ctima suelen hacer, con todos los respectos y esto es una mera opini√≥n, nada objetivos ni suficientemente cient√≠ficos.

5.- Diferenciemos denuncia falsa de acusación falsa.

Se pueden producir dos delitos diferentes y acumulativos en un procedimiento de este tipo. Por un lado es delito el mero hecho de denunciar un hecho falso, y adicionalmente es un segundo delito al declarar en el acto del juicio también de forma falsa.

6.- Pasemos al ataque. Interpongas de una querella contra la persona que le denunció y acusó falsamente.

Como decimos en el punto n√ļmero cinco, y en caso de que haya resultado absuelto de la denuncia y acusaci√≥n falsa podr√° interponer una querella contra su ex pareja por acusaci√≥n y denuncia falsa. Esta querella podr√° ser dirigida tambi√©n contra los testigos, a veces familiares, que han ido al juicio como testigos declarando tambi√©n falsamente.

Ahora será su ex pareja la que se enfrente a la posibilidad de ser condenada en los términos que veíamos al principio de este estudio.

Buena suerte!


En BUSCANDO.ABOGADO Penalista¬ģ somos los mayores especialistas en derecho penal de Espa√Īa.

Puede hablar con nosotros¬†llamando al ūüďě605 059 619 o v√≠a mail en ūüď©info@penal.legal

Además, puede contactarnos de manera inmediata vía Whatsapp haciendo click en la siguiente imagen


Estamos seguros de que también pueden interesarle estos otros apartados de nuestra web: