Portada » Delitos del Código Penal » Abogado Experto en delitos contra el Patrimonio » Abogado experto en delitos de Defraudaciones

SuperAbogado es la mayor red en España de especialistas en derecho penal. En esta ocasión, ahondamos en el concepto de defraudaciones y hablamos también de las estafas.

Defraudación.

Se entiende por defraudación el causar un perjuicio patrimonial mediante fraude. Defraudación sería género de este tipo de delitos, y por ejemplo la estafa sería una especie dentro de ese género.

Las defraudaciones se pueden subdividir a su vez en dos especies en función del momento en el que aparece el dolo. Así en la estafa el dolo es anterior a la obtención del beneficio económico, si bien en el abuso de confianza este dolo es posterior.

Art.172: “Será reprimido con prisión de un mes a seis años, el que defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito, comisión, empresa o negociación o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño”.

Defraudaciones y estafas

Obviamente con la estafa también se causa un perjuicio patrimonial que comienza por una disposición patrimonial de la víctima debido a un error o cualquier otro ardid o engaño por parte del autor del delito.

En la estafa la víctima entrega parte de su patrimonio voluntariamente si bien su voluntad está viciada por el engaño precedente.

Por estafa se entiende: “disposición patrimonial perjudicial, producida por error, el cual ha sido logrado mediante ardid o engaño del sujeto activo, tendiente a obtener un beneficio indebido”.

Estafa: elementos del tipo

Perjuicio patrimonial

En definitiva la intencionalidad final y delictiva es la consecución del desplazamiento patrimonial por lo que el dolo había albergar esta finalidad.

El engaño

Se trata de una falta a la verdad en lo que se dice o muestra fue lo que se hace creer. No obstante no todo engaño merece reproche desde el punto de vista penal sino solo aquel que satisfaga los siguientes requisitos:

a.- Idoneidad: Un engaño que no sea idóneo para causar error en la víctima hace que la conducta no sea delictiva.

Cuando un juez ha de realizar valoración de prueba de cara a determinar si el engaño ha sido idóneo se ha de tener en cuenta tanto los elementos subjetivos como por ejemplo las características intelectuales de la víctima; así como los elementos objetivos que supone un análisis aséptico de la idoneidad del engaño para producir error en un ciudadano medio.

De esta forma una mentira per se no constituye un engaño jurídicamente relevante si no lleva aparejado hechos anteriores coetáneos y posteriores tendentes a corroborar y hacer muy verosímil lo que en realidad es una mentira.

Error

Y obviamente por muy sofisticado que sea el engaño si no se produce error en la víctima o no fuera este error la causa esencial del desplazamiento patrimonial nunca podríamos hablar de estafa puesto que el error no habría sido consecuencia del engaño.


🔔 Resolvemos todas sus dudas. Contacte con nuestros expertos penalistas a través del teléfono 605 059 619 o vía Whatsapp 


Elemento subjetivo

Obviamente se necesita que la conducta delictiva contenga tanto el engaño como el deseo del desplazamiento patrimonial.

La tentativa en el delito de estafa

El delito de estafa admite la modalidad de tentativa por lo que si bien el acto va dirigido a la obtención de un beneficio económico en un sentido amplio, lo cierto es que se condenan las modalidades intentadas.

Otros medios fraudulentos tipificados en el art. 172

Básicamente lo que hace el código penal es una enumeración de distintos supuestos en función de la tipología del engaño utilizado:

  • Nombre supuesto: no deja de ser nada más que el hacerse pasar por otra persona lo cual para que sea delictivo o mejor dicho para que constituya parte del delito, ha de ser el factor determinante del error en la víctima.
  • Calidad simulada: hablamos de calidad en el autor, el cual se atribuye una condición que realmente no posee la cual supone una razón esencial del error y el porqué de la disposición patrimonial.
  • Falsos títulos: para muchos autores esta tercera modalidad es redundante en cuanto que es el otorgarse falsamente la condición por ejemplo del médico, ingeniero, contador público, etc. constituiría una forma de simular una calidad que ya hemos visto en el apartado anterior.

Téngase en cuenta que si el titular se limita exclusivamente a usar u ostentar un título que no tiene, estaríamos dentro de la modalidad delictiva del 247 del código penal denominada “usurpación de título “

  • Influencia mentida: interesante modalidad donde se condena la promesa de influir sobre una persona sobre el que se afirma realmente obtener esta posibilidad influencia, siendo que en realidad no se posee dicha capacidad de influencia.

No será pues motivo de condena la no obtención de la influencia sobre esa tercera persona si se acredita que realmente si se tenía esa posibilidad de influencia.

Obviamente hablamos de influencia sobre un particular dado que si esta influencia de la que se tratase afectase a un magistrado o funcionario público estaríamos hablando de otro delito, contemplado en el artículo 173 inc. 10.

  • Abuso de confianza: en esta modalidad de estafa lo que se hace es vencer las barreras de protección de la víctima haciéndole creer en la moralidad o profesionalidad del autor de la estafa.

En SuperAbogado somos los mayores especialistas en derecho penal de España.

Puede hablar con nosotros llamando al 📞605 059 619 o vía mail en 📩info@super.abogado

Además, puede contactarnos de manera inmediata vía Whatsapp haciendo click en la siguiente imagen


Estamos seguros de que también pueden interesarle estos otros apartados de nuestra web: