Portada » Condena penal » Condena de prisión

VITIUM Abogados es la mayor red en España de especialistas en derecho penal. En esta ocasión, ahondamos en el concepto de condena de prisión.

Condena de prisión

Entre las diferentes condenas que prevé nuestro código penal para los diferentes delitos, sin duda, la pena de prisión, por la pérdida de libertad deambulatoria que supone, se considera la más grave de todas.

Y el número de años de prisión que se prevé para un delito hace que el juicio se celebre bien en la Audiencia Provincial para los delitos más graves, bien en un juzgado de lo penal para delitos menos graves, coloquialmente hablando.

Abono de prisión preventiva

Cuando una persona resulta condenada, digamos por ejemplo a cuatro años de prisión, siendo que hubiera cumplido un año y medio de prisión provisional desde que le detuvieron hasta que se celebre el juicio, la pena que finalmente tiene que cumplir será de dos años y medio.

Abono de presentaciones periódicas

Es muy frecuente también que las personas que están esperando un juicio tengan que presentarse periódicamente al juzgado de su partido judicial. Muchas veces los días 1 y 15 de cada mes.

Pues bien es jurisprudencia del Tribunal Supremo que estas presentaciones periódicas se han de “canjear” por días de prisión que habrá que restar a la pena impuesta.

El Tribunal Supremo tiene establecido que por cada 10 días de presentación se restará un día de condena, si bien es posible restar más días en caso de que se acredite el especial perjuicio que haya supuesto estas presentaciones periódicas.


🔔 Resolvemos todas sus dudas. Contacte con nuestros expertos penalistas a través del teléfono 605 059 619 o vía Whatsapp


Liquidación de condena

Teniendo en cuenta la pena impuesta así como la prisión preventiva cumplida y presentaciones periódicas que se hubiesen producido, el juez sentenciador practicará una liquidación de condena que será el documento que sirve al centro penitenciario para determinar la fecha exacta donde termina de cumplir la pena el reo. Esta fecha también es conocida como fecha de licenciamiento.

Acto seguido el Centro Penitenciario le dará al condenado un plazo breve en el cual tiene que presentarse en el centro penitenciario a cumplir condena. En este sentido, si el reo justifica la imposibilidad de hacerlo en ese plazo, es posible que el Juez sentenciador le dé un plazo de tiempo mayor.

Ejecución de la pena

Cuando una persona ingresa en prisión para cumplir una condena habrá de ser clasificado en algún grado penitenciario. Normalmente la clasificación inicial es en segundo grado pero en caso de mal comportamiento o especial peligrosidad del reo, se puede clasificar en primer grado, lo cual supone una mayor vigilancia y restricción dentro de prisión.

Existe lo que se llama un periodo de observación por medio del cual, el Centro penitenciario va a analizar al reo que acaba de ingresar a fin de poder darle la clasificación que más se le ajuste a su persona y circunstancias.

Cuando el Centro Penitenciario entiende que el reo está listo para volver a tomar contacto con la sociedad le dará un tercer grado, esto es una situación penitenciaria de semi libertad por medio de la cual podrá salir diariamente a trabajar si bien habrá de volver por las noches a dormir. No obstante si esta situación de tener que volver a dormir a prisión le supusiese un especial perjuicio, se le podrían otorgar medios telemáticos en su domicilio a fin de que el Centro Penitenciario pudiera comprobar que en determinado horario nocturno, el reo se encuentra en su domicilio.

Cuando el interno ha cumplido más de una cuarta parte de su condena, empezará a ser candidato y a obtener permisos penitenciarios lo cual valorará periódicamente la junta de tratamiento. Estos permisos penitenciarios pueden ser, ordinarios si sirven para la preparación del interno a la futura vuelta a la sociedad, o extraordinarios cuando lo que se pretende es dar cobertura a una situación inesperada donde el interno precisa asistir a algún evento, como por ejemplo familiar como puede ser el nacimiento de un hijo, o laboral como puede ser la presentación a un examen de oposiciones, etc.

Juez de Vigilancia Penitenciaria

Aunque hemos comentado que dentro del centro penitenciario, la junta de tratamiento es la que toma las decisiones sobre la concesión o no de permisos penitenciarios, así como clasificaciones de grados o sanciones a imponer a los internos, existe la posibilidad de que el reo pueda recurrir todas estas decisiones en torno a sus beneficios penitenciarios ante una autoridad judicial como es el juez de vigilancia penitenciaria.

Éste juez tiene la potestad de modificar estas decisiones concediendo permisos que previamente hayan sido denegados por la junta de tratamiento, o dándole una clasificación penitenciaria mejor a la que prisión le ha concedido.

Las decisiones del Juez de Vigilancia Penitenciaria también pueden ser recurridas en la apelación ante la audiencia Provincial territorial.


En VITIUM Abogados somos los mayores especialistas en derecho penal de España.

Puede hablar con nosotros llamando al 📞605 059 619 o vía mail en 📩info@penal.legal

Además, puede contactarnos de manera inmediata vía Whatsapp haciendo click en la siguiente imagen


Quizá le interese visitar nuestro apartado sobre prision permanente revisable.