Portada » Atenuantes

VITIUM Abogados es la mayor red en España de especialistas en derecho penal. En esta ocasión, ahondamos en el concepto de atenuantes.

Circunstancias atenuantes

El Código Penal prevé para cada delito una condena específica. Sin embargo, esta condena será menor si en las circunstancias en que se desarrolló el delito concurre alguna de las circunstancias que están previstas en el artículo 21 del C.P.:

  • Causas eximentes incompletas.
  • Grave adicción a drogas u otras sustancias previstas en la ley.
  • Arrebato, obcecación u estado pasional semejante.
  • Confesión o arrepentimiento.
  • Reparación del daño causado.
  • Dilaciones extraordinarias o indebidas.
  • Circunstancias análogas

Demostrar un atenuante

Para que un atenuante sea tenida en cuenta por el juez en su sentencia, el abogado de la defensa ha de conseguir demostrar no solamente que esta circunstancia existió, sino que concurrió al momento de la comisión del delito. Ello se suele hacer a través de informes periciales cuando de alguna circunstancia médica se trata, y la través de testificales y demás pruebas que acrediten las circunstancias en que ocurrió el hecho si fueran atenuantes circunstanciales. Otras veces, en el caso de la reparación del daño será suficiente un documento que acredite el pago de la responsabilidad civil.

En todo caso, y a fin de obligar al juez a contestar en sentencia sobre la aplicabilidad o no del atenuante que solicitamos sea tenido en cuenta, se habrá de esgrimir su existencia en el escrito de defensa. Será así que el juez tendrá obligación de aplicar o no de una manera motivada su apreciación, o no apreciación.

Y es que aunque es cierto que las atenuantes pueden ser declaradas de oficio por parte del juez, sólo si son procesalmente esgrimidas por la defensa se obligará al juez a expresarse específicamente por la existencia o no de esta atenuante. De esta forma, y en caso de que no se explicase por parte del juez, tendríamos allanado el camino de cara al momento de recurrir la sentencia dado que podremos alegar tanto la existencia del atenuante como la falta de motivación por parte del juez a la hora de resolver en sentencia.

Esta es otra de las diferencias con respecto a las agravantes, las cuales no pueden ser declaradas de oficio y han de ser propuestas en los escritos de acusación.

Circunstancias atenuantes Codigo Penal

El código penal establece cuanto se hace disminuir la condena de un delito cuando concurren circunstancias atenuantes. Cuando es una atenuante simple, la pena se aplicará en su mitad inferior. Pero cuando concurren dos o una sola pero muy cualificada se podrá rebajar la pena en un grado.

Poniendo un ejemplo, para un delito en el que la condena prevista sea de dos a cuatro años si tenemos una atenuante simple la condena a imponer será de dos a tres años. Pero si reunimos dos atenuantes o una con la consideración de muy cualificada la condena será de uno a dos años.

Atenuantes impropias

Se las llama atenuantes impropias a aquellas que en principio están catalogadas como eximentes pero que por no concurrir todas las circunstancias que legitimarían la exención de responsabilidad penal, se las considera atenuantes.

Circunstancias análogas

Como hemos visto antes el artículo 21 del código penal establece una figura, la de la circunstancia análoga, que puede operar como una cláusula abierta a cualquier circunstancia que por acreditar un menor reproche criminal en la conducta o circunstancias del hecho pueda considerarse como atenuante. Entre ellas la jurisprudencia ha reconocido por ejemplo el miedo o apetencia del hijo del padre; el error invencible sobre una causa de atenuación; etcétera.

Atenuantes muy cualificadas

Como decíamos antes, la consideración de muy cualificada de un atenuante dejará el criterio del juez el rebajar la condena en 1 o 2 grados. Esto es, preceptivamente 1 grado y potestativamente 2 grados, atendiendo a las circunstancias del hecho y del culpable.


En VITIUM Abogados somos los mayores especialistas en derecho penal de España.

Puede hablar con nosotros llamando al 📞605 059 619 o vía mail en 📩info@penal.legal

Además, puede contactarnos de manera inmediata vía Whatsapp haciendo click en la siguiente imagen